Portada / Internacional / Latinoamérica / Pto. Rico / Bernier principal opositor acepta la derrota frente a Ricardo Rosselló como gobernador de PP

Bernier principal opositor acepta la derrota frente a Ricardo Rosselló como gobernador de PP

Puerto Rico.-En lo que fue su mensaje al aceptar la derrota, el candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, recalcó que esa colectividad debe transformarse “si quiere ser alternativa en el futuro”.

“Nosotros comenzamos eso en un periodo corto y me reafirmo disponible para seguir dando la lucha y transformar esta institución como una herramienta de futuro”, dijo Bernier al llegar a la sede del PPD en Puerta de Tierra, donde los populares aguardaban por su discurso.

A pesar de los resultados, Bernier se mostró satisfecho y destacó que mientras estuvo a la cabeza del PPD comenzó la transformación y logró “mucho”.

“Hemos logrado mucho. Hemos servido de muro de contención a esta institución y a lo que representa hoy. Me llena de alegría que hayamos avanzado tanto. Comienza un proceso de esta institución que tiene que mirar de manera distinta al futuro si quiere ser alternativa”, sostuvo no sin antes aclarar que continuará en el liderato del PPD.

Agregó que libró una “batalla dura e intensa” y no vaciló en mencionar que el PPD tuvo que lidiar con métricas que no le daban la victoria y con un pleito federal de corrupción, en obvia alusión a la convicción de culpabilidad del otrora recaudador del PPD, Anaudi Hernández Pérez y cuatro exfuncionarios públicos.

Por su parte, el compañero de papeleta de Bernier, Héctor Ferrer, reconoció su derrota frente a la candidata a comisionada residente del Partido Nuevo Progresista, Jenniffer González.

“Perdimos casi por nada. A veces cuando uno pierde, uno gana. El Partido Popular -y esto lo digo como popular y expresidente del PPD- le debe a David Bernier su existencia en el día de hoy. El Partido Popular mantiene 45 alcaldías. Perdimos algunas, pero ganamos otras. Eso demuestra que hay un Partido Popular que está ahí”, afirmó Ferrer.

“Aquellos que le hicieron daño a este partido que sepan que no nos van a derrotar. Que sepan que aquí no tienen espacio. Y este partido se levantó en un momento dado y lo vamos a volver a levantar. Al país: puede contar con David y conmigo para lo que nos necesite. Cuando uno ama a su país y quiere a su país le puede servir desde cualquier lugar sin tener un puesto electivo”, agregó.

Tanto Ferrer como Bernier atribuyeron su derrota al apoyo que dio el electorado a los candidatos independientes y a la “carga pesada” que tenía el PPD.

Bernier recalcó lo que fue su mensaje durante la campaña en términos de que el país debe dejar a un lado las ideologías políticas y unirse para echar a Puerto Rico hacia adelante.

También, puntualizó que la transformación del PPD debe ser emulada por otros partidos. “Bien importante esto fue una elección cerrada. El mensaje fue para todos”, señaló.

Preguntado sobre esa transformación que debe seguir el PPD, no dio muchos detalles, pero dijoque debe incluir el aspecto ideológico. “Ya entraremos en detalle sobre esa transformación”, aseguró.

Poco antes de llegar al comité central del PPD, Bernier había llamado a su rival, Ricardo Rosselló para aceptar los resultados y felicitarlo.

En una breve llamada, de la cual El Nuevo Día fue testigo, Rosselló le agradeció abrazado a su esposa Beatriz.

“Gracias, gracias, David, por esas palabras y siempre a la mayor disposición de trabajar juntos para echar a Puerto Rico hacia adelante”, le contestó Rosselló al candidato popular.

Fue “una conversación corta pero genuina” en la que Bernier “reconoció los resultados del pueblo”, destacó Rosselló. “Se puso a la disposición de seguir trabajando por Puerto Rico. Lo importante es que tuvimos una contienda entre seis buenos puertorriqueños que cada uno quería echar a Puerto Rico hacia adelante tal vez de su manera. En distintas rutas”, expresó.

En el comité del PPD, Bernier recordó la llamada ante sus seguidores: “Lo felicité por su victoria y le exhorté a echar el resto por Puerto Rico en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia. Como siempre lo he hecho en mi vida me manifesté disponible a colaborar con el nuevo gobierno”.

Sobre el proceso que enfrentó durante los pasados meses como candidato, Bernier expresó que el camino se veía empinado pero que era su deber aceptar el reto.

“Hemos dado una batalla muy difícil… no vacilé un solo segundo cuando me convencí que el País necesitaba un paso al frente. El panorama era poco alentador, muy complicado, un escenario muy difícil. El País completo (estaba) con un sentimiento muy negativo hacia la institución (PPD) y el Gobierno. Aún así cuando la responsabilidad le toca a uno hay que aceptarla”, dijo Bernier.

Pasadas las 8:00 p.m.,  y con más del 90% de los colegios escrutados, los números de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) le daba la victoria a Rosselló con un 41.82% de los sufragios frente a un 38.95% de votos para Bernier. En tercera posición, se colocaba Alexandra Lúgaro con el 11.03% El otro aspirante independiente Manuel Cidre sumaba 5.65%.

La candidata del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago colocaba en quinto lugar con el 2.12%. De mantenerse estos números, sería la cuarta elección consecutiva en la que el PIP no queda inscrito. Para que la colectividad mantenga su franquicia electoral, Santiago debe obtener al menos el 3% de los votos a la gobernación.

En última posición se ubicaba el candidato del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabe, con el 0.34% de los sufragios.

Comentarios
Anuncios